• DCME Experto

Transmisor multiparametrico para el análisis de líquidos.

Actualizado: 2 de ago de 2020

El nuevo controlador multiparámetrico Liquiline M CM44x, concebido para hacer la vida más fácil, abre nuevas dimensiones en el punto de medida. Junto con sensores para la medida de hasta ocho parámetros, forma un equipo que cubre todas las aplicaciones. Su fácil manejo y mantenimiento garantizan la fiabilidad en la medida. Todos los instrumentos utilizan el mismo lenguaje basado en el protocolo Memosens, lo que permite el reconocimiento automático de los sensores que se conectan. El nuevo concepto del punto de medida le ayudará a conseguir sus objetivos de optimización de costes y seguridad en la planta.




Estas son los algunas de las ventajas de utilizar un dispositivo de campo con protocolo digital en la industria.


  • Un controlador para todos los parámetros: pH, ORP, conductividad, oxígeno disuelto, turbidez, cloro, DQO, TOC y nitratos.

  • Concepto modular adaptable a diferentes aplicaciones.

  • Seguridad en el proceso gracias al concepto de funcionamiento común y navegación fácil por el menú.

  • Ahorro en tiempo al poder intercambiar fácilmente los sensores Memosens precalibrados y que preconfiguran el transmisor Liquiline M.

  • Reducción de costes de mantenimiento y de stock al utilizar componentes estandarizados.





Ademas de la tecnología de punta que manejan este tipo de dispositivos, también es muy sencillo de utilizar y manipular. Esto ocasiona que los operadores en la industria tengan una fácil adaptabilidad a la interfase. Estas son algunas de ventajas al utilizarlo.


  • El software inteligente reconoce automáticamente los sensores lo que implica permite el “plug & play” de cualquier sensor Memosens. La puesta en marcha así es muy sencilla.

  • Un solo controlador facilita el trabajo del operario. Esto permite configurar los equipos de uno forma rápida y segura.

  • Esta filosofía de estandarización introduce el concepto de plataforma hasta en el nivel de gestión. Los jefes de planta pueden utilizar el mismo procedimiento para integrar los equipos en su sistema de gestión de procesos.

  • La conexión rápida por medio de terminales M12 facilita la instalación a los electricistas.

  • El controlador reconoce automáticamente el nuevo módulo, reduciéndose así al mínimo el tiempo empleado en mantenimiento.

  • La uniformidad en los módulos electrónicos y cables que se utilizan con los sensores Memosens simplifica la gestión del stock de recambios. Permite reducir el capital a invertir (CapEx) y los costes de explotación (OpEx).


TECNOLOGIA MEMOSENS


El estándar Memosens se compone de un sistema de conexión inductivo para la transmisión sin contacto de datos. La tecnología Memosens transmite la información digitalmente, la conversión de la señal analógica en digital se hace en el cabezal del sensor directamente. La comunicación entre el electrodo y el transmisor es bidireccional.

Estos sensores incorporan una tarjeta de memoria para memorizar los datos de calibración del sensor, de proceso y de mantenimiento ; verificando la señal de lazo en todo momento.





La resistencia a la corrosión y a la formación de puentes salinos es otra ventaja asociada a la transferencia de datos y energía sin contacto que se lleva a cabo en la unión



Gracias a Memosens, todos los sensores pueden precalibrarse en laboratorio. Cuando el sensor se conecta con el controlador Liquiline, el software inteligente los reconoce automáticamente y se queda con todos sus valores de calibración. Esto hace que el intercambio de sensores sea realmente rápido, maximizándose por tanto el tiempo operativo del punto de medida.




12 vistas0 comentarios